6 oct. 2009

Microsoft Vs. Linux


MICROSOFT Vs. LINUX
Por: José Payano
Artículo publicado en:


EL CÓDIGO LIBRE ES TAMBIÉN UNA INNOVACIÓN DIVERGENTE, EN LOS TÉRMINOS QUE EXPLICA CLAYTON M. CHRISTENSEN EN SU LIBRO "THE INNOVATOR'S DILEMMA"…Y ES QUE EL "SOFTWARE LIBRE" TIENE IMPLICACIONES PROFUNDAS QUE PODRÍAN TRANSFORMAR EL MODELO DE NEGOCIO QUE UTILIZAN LOS GRANDES DISTRIBUIDORES DE SOFTWARE "PROPIETARIO", COMO MICROSOFT

Existe en el mundo una aparente tendencia hacia la búsqueda de una plataforma alterna a Windows. ¿Es esto Posible?
 
Windows es el Sistema Operativo más utilizado en todo el mundo, aunque existen otros que, si bien menos conocidos y usados, no dejan de presentar ciertas ventajas. Microsoft Windows corre, en prácticamente todos los Computadores Personales de las empresas y familias de hoy, para alcanzar una participación superior al 90%. El resto esta distribuido entre las plataformas UNIX, OS 7 (Macintosh), AIX (Unix de IBM) y LINUX. Este último, culpable número uno de la iniciación del debate que amenaza los "territorios ocupados" de Microsoft. 




LINUX, es un Sistema Operativo construido sobre la base de lo que hoy se conoce como "Software o Código Libre" o de "Fuentes Abiertos" (Open Source). El fenómeno que hoy ocupa nuestras mentes fue iniciado cuando Linus Torvalds, un estudiante de la Universidad de Helsinki, Finlandia, construyó lo que sería la base de un nuevo sistema operativo y luego "liberó" los fuentes para que las comunidades internacionales de software pudieran tomar esta "base" y mejorarla proponiendo su implementación propia.
Antes de entrar en materia, desterremos un mito referente a la confusión entre "Libre" y "gratis". Linux es un software libre, bajo los términos y condiciones de la GNU GENERAL PUBLIC LICENSE (http://www.linux.org/info/gnu.html), que otorga "libertad" a cualquier usuario para copiar, modificar y distribuir paquetes de LINUX y sus herramientas adicionales (LINUX Distributions, como se llaman). Ahora bien, cualquiera que agregue un "valor", en término de aplicaciones, servicios y facilidades para ofrecer el software puede cobrar por ello, pero el software desarrollado debe permanecer libre de copia y modificación para otros usuarios que lo requieran. Esta última parte es la esencia del "software libre".
Volviendo a nuestro tema central, Dos aspectos son interesantes de este fenómeno: El primero de ellos es el contraste entre el software de "fuente libre" y software de "fuente cerrado". Este primer aspecto es el que enfrenta directamente a Microsoft con un magno oponente y es lo que ha generado, primero un gran deseo de ignorarlo y, después, nerviosismo hacia el interior del Gigante de los Sistemas Operativos. Y es que, la innovación es un proceso efectivo en Microsoft, esto no se le puede negar. No dudemos de las capacidades del gran Bill y su equipo para tomar ideas, descubrir y habilitar el conocimiento, re-construir productos y escuchar a sus clientes.

Hoy día, la compañía Microsoft mantiene un estricto control de sus patentes y "copyright" – Derechos Reservados – restringiendo casi todo acceso a los fuentes de sus Sistemas Operativos. Esto crea para la empresa un flujo de caja increíble – la última cifra que escuché ronda en los 50 billones de dólares en efectivo -, pero también genera recelo, tanto en los gobiernos de Europa y Extremo Oriente como en empresas. Este gran poder, genera también competencia y ambición de los Piratas Cibernéticos – hackers - por socavar esta hegemonía, quiénes, sólo por lucirse, deciden dedicar tiempo y esfuerzo a construir los llamados "Virus" – pequeños pedazos de Sw que "enferman" el sistema computacional o la red intercalando funcionalidades perniciosas a su operación-.
Este primer aspecto, opone las prácticas de "Fuente Cerrado" – fuentes no disponibles al público experto -, contra "Fuente Abierto", en la que se otorga plena libertad a los usuarios para adquirir el fuente y modificarlo.

Durante años, las fortalezas de Microsoft han crecido. Sus productos no se hicieron de esta participación por su falta de "escucha" hacia sus clientes, si no precisamente lo contrario. Así, que no dudemos de esta gran empresa, en sus capacidades. Es sólo que LINUX, cumple las propiedades de lo que Clayton Christensen llama "discontinuidad del Mercado". Este gran filósofo empresarial, destaca que, mientras las mejoras son progresivas sobre los productos existentes, los "grandes" siempre ganan. Pero que, ante una discontinuidad de este proceso, es decir, un modelo de negocio, una práctica disjunta a los procesos y sistemas existentes, los "grandes" nunca pueden responder, debido a que las propias fortalezas que les hacen ganadores en el "Modelo de Continuidad", propenden en su contra cuando se trata de un "Modelo de Discontinuidad".
Y es que ahora, las capacidades interna de una empresa se ven enfrentadas con las capacidades dispersas de miles de programadores de sistemas, motivados por sus propios logros y, trabajando en un proceso colaborativo y "abierto", mediante el cual mejoran y adicionan funcionalidades a la "base" de Linus Torvalds y obtienen, en consecuencia, un sistema operativo cada vez más robusto.
El segundo aspecto está representado por este enfrentamiento místico entre una práctica "cerrada" y una práctica "abierta". El gran dilema que pretendemos resolver es si esta "discontinuidad", teóricamente ganadora según el modelo de Christensen, puede anteponerse a las fortalezas demostradas de Microsoft para recuperar sus errores estratégicos.
Ante el contexto presentado: ¿Quién ganará en esta batalla mística entre el Gigante Microsoft y la naciente innovación que representa LINUX? La respuesta el tiempo nos la dará…

José Payano

josepayano@gmail.com
© Libre de Copia y Distribución